Conversación

CUANDO EL QUE PAGA TIENE MIEDO: cómo construir una oferta diferencial en marketing online

En el momento de escribir este post  nos encontramos mi socio Iván  y yo en diferentes países de Latinoamérica, abordando una gran variedad de aproximaciones a clientes de diferentes sectores, con nuestros equipos gerenciales en cada país.

Clientes como Colpatria, Homecenter, Naranya o Cofide entre otros han confiado en nosotros para dar un paso más en su crecimiento digital bien a través de la mejora de su SEO, optimizando su SEM, bien monitorizando sus competidores o desarrollando campañas con influenciadores. ¡¡¡ Gracias Latinoamérica por acogernos de este modo¡¡

Investigamos, experimentamos, trasladamos experiencias… y así vamos creciendo en cuota de mercado y referencias… como todos nuestros competidores y coopetidores.

Mostrar una oferta diferencial sostenible en el tiempo y válida para diferentes culturas es algo en lo que volcamos todo nuestro esfuerzo en este mundo en el que el Word of mouth se ha transformado en el Word of web y en el que las agencias de marketing digital caminamos entre diferentes roles que el maestro Solís agrupa en cuatro en la introducción al libro “Share this too”.

Brian Solis dice que somos  o  movers, o shakers, o thinkersdoers. Los motores, los que agitan el mercado, los que piensan o los que hacen.  Y entre estos roles nos tenemos que ir moviendo según sea el perfil del cliente con el que nos relacionamos.

El cada vez más avanzado uso de la tecnología por un determinado tipo de usuario final ( early adopter) deja “casi” fuera de juego a otros grupos de usuarios que buscan el  modo de encajar la estrategia de sus empresas en el medio online.

Eric Savitz nos da otra pista en este cuadro donde explica el modo de comunicación que preferimos según nuestra edad:

 

http://www.forbes.com/sites/ciocentral/2012/05/16/generation-gap-how-technology-has-changed-how-we-talk-about-work/

 

¿Y en qué afecta esto a nuestra oferta como empresa de marketing digital? EN TODO.

Empezando porque muchos de nuestros clientes venden sus servicios a combinaciones de todos estos grupos, y pasando, y esto es lo que motiva mi post, porque la persona que decide, en más ocasiones de las que se cree, pertenece al grupo de los Boomer y sigue apostando por acciones tradicionales de marketing.

Esta es nuestra carrera en la que, afortunadamente, el tiempo corre a nuestro favor.

De nuevo Brian Solís nos ilustra con un ejemplo absolutamente revelador. Cuenta que es un apasionado del surf. Dominar la naturaleza aunque solo fuera por segundos es una de sus mayores pasiones. Cuando un amigo le invitó a realizar snowboard vio la oportunidad de trasladar su afición a otras épocas del año en un modo similar a como lo hacía durante el verano. Sus primeros escarceos acabaron con importantes golpes contra la no tan blanda capa de nieve.” ¿Cómo es posible? Es una tabla deslizándose sobre una superficie irregular, móvil, conmigo y mi agudo sentido del equilibrio encima” – pensaría probablemente.

Nada más lejos de la realidad, como solo los habituales de ambas disciplinas conocen, en el surf es el pie trasero el que guía y sobre el que te apoyas mientras que en el snowboard es al revés¡¡

Siento no poder ratificar esto personalmente pero la metáfora es muy útil. En nuestro entorno digital seguimos encontrando muchos decisores apoyados sobre su pie trasero, tomando decisiones con unos meses (años?) de retraso (seguridad?), frenando a sus clientes actuales y potenciales, en definitiva a sus compañías, con planes de marketing digital orientados a… ir poco a poco, ir sobre seguro, ser conscientes de sus limitaciones, no apostar por un entorno que no dominamos… y muchas otras expresiones similares.

Si su objetivo más arriesgado en redes sociales es conseguir más fans que su principal competidor, ¿cómo les vamos a explicar que huffington post es un periódico sin papel y con muchos escritores no periodistas?  Que un programa de radio desde la app es un radio show o un podcast?  O que las webs de usa today y CNN son iguales…  pero que la primera tiene más foco en el video!

Nos toca  a las agencias seguir evangelizando, aprendiendo junto con las marcas que sí se adentran en nuevos campos y junto con los emprendedores que son los que más rápidamente vuelcan innovación en sus productos, así sea tan efímera como su capital de inicio.

Estamos en una época maravillosa, en el despertar de una nueva economía. La entrada de las primeras máquinas en los talleres de la era preindustrial generó una crisis mundial de empleo que se denominó crisis industrial y que en nuestra época denominamos revolución industrial.

Disfrutemos de esta bendita revolución.

 

david

Deja un comentario


− 2 = uno